Comuna

San Pedro, también conocida como “San Pedro de Melipilla”, es una comuna de la zona central chilena, ubicada en la Región Metropolitana de Santiago, Provincia de Melipilla.

Con cerca de 10 mil habitantes, San Pedro integra junto con las comunas de Talagante, Melipilla, Peñaflor, Isla de Maipo, María Pinto, Curacaví, Alhué y El Monte el Distrito Electoral N° 31 y pertenece a la 7ª Circunscripción Senatorial.

Se encuentra a 44 Kilómetros de Melipilla, último rincón 100% rural de la Región Metropolitana, y con una superficie de 787,5 KM2, el
territorio de San Pedro al inicio de la conquista estaba habitado por pueblos indígenas, principalmente por tribus de los Picones (Picunches), establecidos en las cercanías del Rio Maipo, al norte y sur del cauce.

De estos antepasados, se pueden encontrar actualmente en el sector denominado Llancay, rocas que tienen estampado un pie de gran tamaño, los lugareños la llaman “Piedra de la Pisada”. Cerca de esta piedra se encontraron numerosas flechas y piedras talladas con forma de tacitas, que se cree, fueron para ceremonias y trabajos en comunidad.

Algunos de los nombres que actualmente mantienen algunas de las localidades de la comuna, provienen directamente del idioma Mapuche (Mapudungún), entre ellos; Corneche (Rincón de negros), Nihue (Lugar de Chupones), El Yali, Quelentaro, Quincanque (Saber sentarse o piernas cruzadas), Maitenes (Criadero de Semillas), Loica (Herida), Cabimbao (Abundancia de espinos),
Quilamuta (proviene de cüla – rama grande), entre otros, cuyos territorios llamados “encomiendas y mercedes” le fueron entregados en el año 1544 y 1546 por el gobernador Don Pedro de Valdivia a Doña Inés de Suárez, primera mujer en participar en la conquista de Chile.

El nacimiento de la localidad de San Pedro, es producto del periodo de la conquista y la evangelización de Chile. Principalmente se remonta a mediados de Abril de 1818, donde un pequeño destacamento español, resto de tropas derrotadas en Maipú con sus
ropas destrozadas y sin armas, se retiraron por los campos y senderos del sector hacia el Puerto de Matanza, con la esperanza de encontrar un barco realista que les permitiera llegar al Perú, quedando la mayor parte de ellos en Loica y Quincanque, otros en El Prado, pero nunca regresaron a España y aquí formaron sus familias.

La comuna de San Pedro fue la primera productora de trigo de Chile que exportó a California, y actualmente  es una gran productora de frutillas, siendo éste su principal cultivo y sustento de muchas familias.

Las subdelegaciones de San Pedro y de Loica pertenecían al Departamento de Rancagua (Provincia de Santiago), por lo que dependían administrativamente de la Municipalidad de Rancagua.

El 10 de diciembre de 1883, se crea la Provincia de O’Higgins con el sector oriental del antiguo Departamento de Rancagua. El sector occidental (10 subdelegaciones) pasa al nuevo Departamento de Melipilla. Así, la subdelegación de San Pedro y la de Loica se convierten en las 12ª y 13ª subdelegaciones del nuevo Departamento de Melipilla, pasando a depender administrativamente de la Municipalidad de Melipilla.

Con el Decreto de Creación de Municipalidades del 22 de diciembre de 1891, se crea la Municipalidad de Loica, con las subdelegaciones 12ª, San Pedro y 13ª, Loica del Departamento de Melipilla.
La Municipalidad de Loica se instaló en las casas del Fundo de Santa Rosa de la Sierra, el 6 de mayo de 1894, cuyo primer alcalde fue don Pedro Sierra.

La Municipalidad de Alhué fue creada con el mismo decreto del 22 de diciembre de 1891, con las subdelegaciones, 14ª Santo Domingo; 15ª, Bucalemu; 16ª, Quilancota; 17ª, Carén; 18ª, Alhué y 19ª, El Asiento, del Departamento de Melipilla.

De las subdelegaciones que comprendían el territorio bajo su administración, la 14ª, Santo Domingo y 15ª, Bucalemu estaban distantes de la cabecera de la Municipalidad de Alhué, lo que impedía una comunicación expedita con ésta y se interponía entre ellas el territorio de la Municipalidad de Loica.

Ante la gran cantidad de problemas que generaba a los habitantes esta división de territorio, mediante el decreto supremo Nº 229 del 25 de enero de 1900, se hace traspaso de estas subdelegaciones a la Municipalidad de Loica.

El 22 de enero de 1917, se crea el Departamento de San Antonio con las subdelegaciones 6ª, Cartagena; 7ª, San Antonio; 8ª, Cuncumén; 12ª, San Pedro; 13ª, Loica; 14ª, Santo Domingo; 15ª, Bucalemu; y 20ª, El Tabo del antiguo Departamento de Melipilla. Así, la Municipalidad de Loica pasa a formar parte del nuevo departamento de San Antonio.

En 1930 la comuna de Loica pasa a llamarse comuna de San Pedro.

Luego, con la Ley 5287 del 11 de octubre de 1933, se divide el Departamento de Melipilla, en el Departamento de San Antonio y el nuevo Departamento de Melipilla.

El periodista Hernán Bustos Valdivia (1964), escribió “San Pedro de Melipilla, 7 vidas de campo”. Gracias a este trabajo se localizó el acta de instalación del primer municipio (1894), antiguamente llamado Loica (inédita).

San Pedro pertenece al Distrito Electoral nº 31 y a la 7ª Circunscripción Senatorial (Santiago Poniente). Es representada en la Cámara de Diputados del Congreso Nacional por la diputada Denise Pascal Allende del PS y el diputado Juan Antonio Coloma Álamos de la UDI. A su vez, es representada en el Senado por los senadores Guido Girardi del PPD y Andrés Allamand de RN.
En la actualidad, la Ilustre Municipalidad de San Pedro es dirigida por el alcalde Manuel Devia Vilches (UDI), el cual es asesorado por los concejales:

Francisco Devia Castro – 495 Votos (IND/UDI)
Emilio Cerda Sagurie – 384 Votos (PPD)
Felipe Yáñez Figueroa – 327 Votos (PRSD)
Ramón Núñez Pinto – 257 Votos (PH)
Esteban Herrada Catalán – 252 Votos (IND/UDI)
Jeremías Vilches Mondaca – 208 Votos (PS)

La comuna de San Pedro es agrícola, destacando por sobretodo los cultivos de frutillas, actividad por excelencia que permite el sustento de cientos de hogares y que ha logrado imponer un sello característico a nivel nacional, debido a su excelente calidad, sabor, entre otras bondades.

Los habitantes de San Pedro, trabajan en una economía social, colectiva y familiar, lo que genera no solo beneficios en el ámbito económico, sino también social y afectivo.

La otra fuente laboral son los extensos campos con criaderos de aves y cerdos para el consumo nacional y exportador.